Posted on

Para qué usar filamento ABS en tus impresiones 3D

filamento-abs

Con la aparición de nuevos materiales para la impresión en 3D, el popular filamento ABS ha sido sustituido de manera paulatina en multitud de procesos. Sin embargo, los datos siguen posicionándolo como el segundo material más utilizado después del filamento PLA. Esto puede deberse en gran medida a su larga trayectoria en la historia como termoplástico que ya se utilizaba en la industria de fabricación tradicional, además de ser un plástico con altas propiedades mecánicas.

Gracias a su gran disponibilidad y compatibilidad, el filamento ABS era uno de los materiales mejor situados para ser empleados en los inicios de la impresión 3D. Pero, hoy en día, los nuevos materiales han ido desplazándolo, como en el caso del PLA que permite imprimir de manera fácil y sin olores, además de otros filamentos que superan al filamento ABS en cualidades mecánicas.

Qué es el filamento ABS

El filamento ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno) es un tipo de plástico que, como hemos dicho, forma parte de los termoplásticos. ¿Qué quiere decir termoplástico? El término se refiere al grupo de polímeros moldeables con la aplicación de calor.

Entre las características del filamento ABS destacan la rigidez y dureza, lo que le dota de resistencia y estabilidad frente a golpes o vibraciones, por lo que se utiliza muchísimo en la fabricación de las partes del coche como guanteras, rejillas, carcasas, etc.

En qué casos es mejor utilizar filamento ABS

Una de las ventajas del filamento ABS frente al PLA es que necesita menos fuerza para su extrusión al tener menos coeficiente de fricción. Esta cualidad de extrusión hace que este tipo de filamento sea perfecto para la impresión en 3D de piezas pequeñas.

El filamento ABS puede ser pulido, lijado, taladrado, pintado o pegado mediante el uso de acetona o pegamento especializado . Es decir, una vez impresa la pieza se puede suavizar con vapor de acetona (con las correspondientes medidas de seguridad ya que es nocivo para la salud). Esta propiedad convierte al filamento ABS en el más adecuado para piezas mecánicas o que precisen ser manipuladas una vez se haya impreso.

Así pues el ABS es el más indicado para usos industriales antes que otros filamentos como el PLA. Por ejemplo, una empresa que se dedique a la elaboración de piezas mecánicas tendrá que emplear filamento ABS por su rigidez y resistencia, mientras que un estudio de arquitectura que tenga que moldear una maqueta utilizará PLA.

En el caso de que la pieza que se imprima tenga que aguantar temperaturas más elevadas (como la de la extrusora de la impresora 3D) es necesario que se use filamento ABS, puesto que el PLA se deforma con temperaturas altas.

Por último, cabe decir que mientras que existen filamentos como el PLA que son biodegradables, el filamento ABS es un derivado del petróleo y, por lo tanto, emite una serie de gases algo nocivos durante la impresión (es aconsejable que se trabaje en espacios con una ventilación adecuada). Sin embargo, el ABS posee una recicladora con la que recoger el filamento que sobra de las impresiones para crear una bobina nueva, algo con lo que no cuentan los demás tipos de filamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *