Posted on

Consejos para usar la calefacción del coche de forma eficiente

Seguro que, si has usado el coche en las últimas semanas durante la ola de frío, habrás tenido que encender la calefacción para no congelarte. Es uno de los componentes que ha pasado a ser fundamental durante los meses de invierno y que permite que podamos conducir sin tener que llevar una cantidad de abrigo que dificulte la movilidad.

Sin embargo, no siempre se hace un uso correcto de la calefacción. Y como aún queda la mayor del invierno por delante, merece la pena repasar algunos de los consejos que dan los especialistas de Taller Autodiésel Valle para que se haga un uso eficiente de ella.

  1. No la actives nada más arrancar el motor. El sistema de calefacción aprovecha el calor generado por el motor por lo que, si está frío, no será capaz de emitir aire caliente. Mejor, déjale algo de tiempo al motor para calentarse y espera un minuto antes de encenderla.
  1. Dirige el aire caliente hacia los pies. El aire caliente va de abajo hacia arriba, mientras que el aire frío, al pesar más, circula desde arriba hacia abajo. Por este motivo, la forma más eficiente de calentar el habitáculo es haciendo que se el aire salga hacia abajo y así circule hasta arriba.
  1. No escatimes en calefacción. A diferencia de lo que ocurre con el aire acondicionado en verano, con la calefacción no tienes que preocuparte de que se produzca un mayor consumo de combustible. Por tanto, pon siempre una temperatura que te permita conducir sin prendas que dificulten la movilidad como abrigos, guantes, bufandas o gorros.
  1. Tampoco te pases. Una temperatura demasiado elevada, al forzar el sistema de calefacción, puede provocar que se termine averiando antes. Además, un exceso de calor dentro del coche puede producir somnolencia al volante.
  1. No pulses el botón A/C. Estarás encendiendo el aire acondicionado y, en lugar de ayudar a calentar el aire que sale, con ello solo conseguirás que el gasto de energía se dispare y se consuma combustible.
  1. Apágala cuando hagas paradas de más de un minuto. De este modo ahorrarás energía y cuando te vuelvas a poner en marcha, si el motor no se ha enfriado, puedes volver a activarla y el aire saldrá caliente de forma inmediata.

Aún tenemos por delante casi dos meses de invierno en los que, sin duda, vendrás semanas de frío en los que habrá que volver a usar la calefacción del coche en cualquier momento del día. Siguiendo estos seis consejos, podrás calentar tu coche de forma eficiente y gastando solo la energía necesaria. ¡Esperamos que te sean de ayuda!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.